«Fernando está feliz y así lo transmite», Matxin

La odisea de Fernando Gaviria, el único ciclista colombiano contagiado con el Covid-19, tuvo un comandante firme, solidario y siempre optimista: su mánager Joxean Fernández, conocido en el mundo del ciclismo como Matxin, un vasco de aroma y tintes latinos que ha encontrado en Colombia su segunda casa.

Desde la década de los 90 y principios del siglo XXI, Matxin estrechó una relación con Colombia que va más allá del simple hecho de trabajar, recorrer carreras y descubrir talentos. Su arraigo se debe a la forma de vivir y sentir el deporte, y también a la calidez que ha encontrado en la nación que hoy es una de las más poderosas del ciclismo mundial.

Varios de los mejores ciclistas de la actualidad han pasado por la observación del español, que apoyado en los entrenadores y el círculo cercano al deportista ha logrado lanzar la carrera europea de talentos como Rodrigo Contreras y Gaviria, a quien primero tuvo en el Quick Step y ahora en el UAE Team Emirates.

Para el estelar velocista la temporada había empezado con buen tino ganando tres etapas en la Vuelta a San Juan. Sin embargo, cuando corría la quinta etapa del UAE Tour y se prendieron las alarmas por el Covid -19, el colombiano quedó inmerso en una situación compleja. «Hicimos un confinamiento voluntario, pero ya estoy en casa, enlazamos un confinamiento con el otro, se puede decir que estamos bien en casa y tranquilos, aprovechando un descanso obligatorio pero trabajando», dijo Matxin desde su residencia en Bilbao, a través del Instagram Live realizado por la cuenta oficial @fedeciclismocolombia.

«Está claro que fue una situación complicada, una incertidumbre importante, donde no sabes lo que va a trascender y con dudas, pero siempre estuvimos convencidos que al final, como cuando pasa en carrera, que si se hacen las cosas en equipo, somos más fuertes», afirmó el español que siempre manejó la situación sin dramatismos.

«Se gestiona como acontecen las cosas, es una Pandemia donde el país se colapsa de manera global y tienes que afrontarlo como tal. Al principio no sabías que era tan grave, pero sí que es grave, entonces nos enfocamos en que el valor humano está por encima de lo deportivo, que no son importantes las carreras sino la salud y las personas», aseguró el mánager general, contando en detalle cómo fue la situación del contagio del colombiano.

«Nos aconsejaron que hiciéramos una cuarentena voluntaria. Cuando nos hicieron al test tanto Fernando como Maxi (Richeze) salieron negativos. Teníamos planeado ir a París Niza, pero si salimos de aquí hacia la carrera habríamos contagiado a más gente. Decidimos quedarnos y fue cuando luego dieron positivo. Fernando empezó con fiebre, consultamos a los especialistas y efectivamente estaba infectado con coronavirus. Desde ese momento estuvimos con lo mejor, porque el trato fue sublime y quizá esa palabra se quede corta».

«Conviví con ellos sin guantes ni nada, les toqué la frente, hubo contacto, a veces las cosas ocurren para bien o para mal. Fue un contagio leve y han estado bien tras tres pruebas negativas. Con Maxi he hablado, con Fernando hablé todos los días en el hospital. Ahora está en Bogotá cumpliendo la cuarentena y está todo bien».

Aquí, algunas de las frases más destacadas de Matxin:

El optimismo de Gaviria: «Siempre buscando el lado positivo de las cosas. Las cosas ocurren porque ocurren. Estuvo en una clínica en Abu Dhabi y lo atendió una especialista colombiana, Fernanda Bonilla. Ella le dio esa tranquilidad, es una médica especialista en virus, le dieron el soporte a él y a Maxi. La nacionalidad lo hizo sentirse más arraigado a su gente»

Regreso a Colombia: «había primero un vuelo de Abu Dhabi a Münich y de Münich a Bogotá, pero se cerró. Luego cerraron toda la ciudad, desinfectaron estaciones de servicios, hospitales públicos, calles, todo con una tecnología maravillosa. Me sorprendió cómo afrontaron en los Emiratos este tema».

Estado de Gaviria: «Con barba y una sonrisa, cuando llegas a casa y estás mas cerca de los tuyos, siempre tienes ese aroma que se respira. No soy colombiano pero se respira. Se añora después de estar a más de 10 mil kilómetros de casa. Fernando está feliz y así lo transmite».

Cuarentena: «está cumpliendo la normativa del gobierno colombiano, tiene que afrontar los días de confinamiento y cualquier persona debe hacer caso a ello para seguir las pautas, protegernos y protegerse. Es un ejemplo de civismo, es una manera de demostrar que todos tenemos una conciencia y proteger no sólo al que está al lado sino a las familias».

Su cuarentena en España: «Cuando estás en casa tienes esa tranquilidad, tengo una casa con un pequeño jardín, no tengo que estar encerrado en un apartamento, hay gente que la pasa peor, yo me siento afortunado porque trabajo en mi pasión, hay que aumentar la fuerza moral para hacer las cosas mejor, empezamos fuertes y conseguiremos volver fuertes».

Su trabajo: «en un equipo tan grande como el nuestro, con 92 personas, hay que delegar. Hay profesionales de preparación como Jhon Jaime González, que hace seguimiento a Maxi, Fernando y Ardila; hay médicos, cada uno se responsabiliza de un grupo de corredores, no se puede crear demasiada ansia, pero hay que esperar cuando salga el calendario, hay un contacto un poco menos para no provocar esa ansia de ganas, de llegar o saber y afrontar unas fechas».

Calendario: «analizando fechas, si eres un poco consciente, el Tour aguantará. No sé si se haga la primera semana de agosto o hasta finales, y la Vuelta o el Giro pasen a dos semanas, es lo más coherente. Las clásicas de Bélgica pueden pasar a octubre y para el año que viene Australia y Tour Colombia que se retrasen una semana más porque vamos a terminar en noviembre la temporada».

Situación económica: «he hablado con ellos internamente, es muy difícil generalizar, todos los equipos tienen su patrocinador y la gravedad que afecte a cada uno. Los que tienen supermercados o telefonía siguen facturando y quizá no sea tan complicado. Son situaciones individuales. En estos momentos tenemos que esperar si dentro de dos meses, al final se haría el mismo calendario o similar, hay que analizarlo a final de año y mirar como actuar en consecuencia».

Año sin Grandes: «posiblemente haya equipos que desaparezcan y familias que se verán afectadas. Habrá otros que no lo conciban. Entre la oferta y la demanda, habrá mucha más demanda, si desaparece la Vuelta a España habrá sponsors que pasarán dificultades, al igual que con el Giro».

Su relación con Colombia y sus talentos: «ha sido recíproco, al final en estos casos no puedes individualizar, el mismo cariño que Colombia me ha transmitido, también me lo han dado muchos ciclistas. Yo no soy mánager de ninguno, no le he cobrado un peso a nadie, me gusta ayudar a conseguir sueños, convencer a muchos corredores de lo fuertes que son. Lo que he recibido de Colombia es lo que he dado, la gente que se saca fotos conmigo y eso me enorgullece, siempre tengo una frase de agradecimiento. Todos ellos son los que hacen que el ciclismo sea aún más grande, yo vivo a 10 mil kilómetros y se me levantan los vellos. El ciclismo colombiano debería ser patrimonio nacional».

Matxin de ciclista: «era muy malo, de eso me di cuenta rápido. Era un auténtico paquete, me gustaba ganar pero no lo conseguía, a veces era más fuerte con la cabezas que con las piernas. La carretera pone a cada uno en su sitio y terminaba donde debía estar, el equipo donde estaba se terminó, mis compañeros me dieron la responsabilidad, se me dio bien y aquí estoy. Hubo momentos de gloria y podio pero soy muy ambicioso en mis planteamientos y sueños, son metas que te marcas, el objetivo no puede cambiar nunca».

Con información Fedeciclismo