«Fue una etapa dura para ser la primera después de cinco meses»: Miguel Ángel López

La Ruta de Occitania, una de las citas tradicionales del ciclismo francés, reabrió el calendario internacional para varias de las grandes estrellas del ciclismo mundial, y entre ellas, Miguel Ángel López, quien después de cumplir un largo periodo de inactividad debido al parón provocado por la pandemia del Covid-19, se reencontró con la armada de Astana para afrontar el primero de los retos preparativos antes de su debut en el Tour de Francia.

López, jefe de filas del equipo kazajo, finalizó los primeros 187 kilómetros de competencia ubicado en el grupo de los favoritos, sin pasar sobresaltos y con la tranquilidad de haber salvado una jornada que en su desenlace generó un corte en el grupo producto de una caída en el último kilómetro de la fracción.

«Fue una etapa dura para ser la primera después de cinco meses, al final el cuerpo iba un poco justo, hizo muchísimo calor y el ritmo estaba bastante alto, pero al final llegamos sin problemas en el grupo»,  dijo el astro colombiano que ingresó en la casilla 61 con el tiempo del francés Bryan Coquard (Vital Concept), ganador al sprint frente al italiano Elia Viviani (Cofidis), con un registro de 4 horas y 35 minutos.     

«Ahora tenemos que esperar los días que vienen, creo que el cuerpo irá acoplándose día a día mejor y veremos que va sucediendo», afirmó ‘Supermán’, podio y ganador de etapa en la Vuelta a Algarve, disputada en Portugal el pasado mes de febrero. 

En total, Miguel Ángel acumula seis de competencia y 958 kilómetros recorridos en lo que va de la temporada. Mont Ventoux Dénivelé Challenge, el 6 de agosto, y el Critérium du Dauphiné, del 12 al 16 de agosto, serán sus siguientes citas  antes de presentarse en Niza el 29 de agosto, para su estreno en el Tour de Francia.

Foto: Route de Occitanie Oficial

Comunicado oficial Prensa Miguel Ángel López